Dominical y arena

Ya no tengo miedo a los domingos, porque dejaron de ser víspera de tristeza, porque ya no son la antesala de lugares feos, ni de personas que, a plena luz del día, te chupan la energía. Ahora son la resaca de momentos felices, de sonrisas y lágrimas que forman parte mi trabajo, de sentir que … Sigue leyendo Dominical y arena

Anuncios